Elementor #1882

PROPÓSITO

     CLC Servicios Industriales, aspira a ejecutar sus actividades empresariales libres de todo riesgo medio ambiental o que afecte a la salud y la vida de sus trabajadores o de quienes deban concurrir a sus recintos o instalaciones.

Es una aspiración principal de CLC Servicios Industriales, que sus trabajadores desarrollen funciones sin que exista ningún factor que altere su comportamiento, considerando que le consumo de alcohol y drogas constituye un elevado riesgo para la salud e integridad física de los mismos, como también para los equipos y7o procesos confiados a su cargo.

ALCANCE

     Se consideran como sustancias psicoactivas: Alcohol, anfetaminas, barbitúricos, benzodiacepinas, canabinoides, cocaína, opiáceas y, en general, cualquier otra de carácter psicoactiva que altere el desempeño laboral. Se considera conducta contraria a la presente política, ya sea que se consuman dentro o fuera de los recintos de la empresa y que pudieran afectar el desarrollo normal de las funciones y/o exámenes que como empresa o nuestros clientes exijan.

Se considera atentatoria a la salud e integridad física de las personas y bienes de la empresa, realizar labores durante o después del consumo de estas sustancias.

 

APLICACIÓN

     La empresa reconoce que la dependencia del alcohol y/o drogas es una condición medicamente tratable, por lo que dispondrá de sus mayores esfuerzos en la búsqueda de solución a los trabajadores que asuman su adicción, y soliciten orientación y ayuda para algún tratamiento. Entendiendo que éstos siempre parten y son de responsabilidad propia en gran medida.

En el título XVII, artículo 54, se prohíbe introducir o consumir bebidas alcohólicas en dependencias o lugares de trabajo de CLC Servicios Industriales, así como ingresar y/o trabajar en estado de intemperancia.

La empresa se reserva el derecho de verificar, a través de los medios que permita la ley, la condición del trabajador en relación con el consumo de las sustancias prohibidas. De comprobarse el consumo se adoptarán las medidas que el caso amerite. En los actos, ceremonias y reuniones oficiales de la empresa, se tenderá a no considerar el consumo de alcohol, no obstante que, según la naturaleza y circunstancias de las mismas, se estime oportuno un consumo prudencial y moderado de estas bebidas. El consumo de alcohol y/o drogas en la vida privada del trabajador de la empresa, que trascienda públicamente en riñas, accidentes o violencia intrafamiliar, será considerado como un acto reprobable, contrario a la presente política.

 

 

Ir arriba